Contáctanos por WhatsApp en el 912657945

Tercer trimestre de embarazo

Tercer trimestre de embarazo

La recta final del embarazo

El tiempo ha pasado volando. Desde que os enterasteis de que íbais a ser papás han sucedido cosas maravillosas en vuestras vidas que recordaréis para siempre. Pero lo mejor aún está por llegar, que será el nacimiento de vuestro bebé en unos pocos meses. 

Solo me quedan tres meses, ¿y ahora qué?

Si estás embarazada y te encuentras en la semana 28, acabas de entrar oficialmente en el tercer trimestre de embarazo. Seguramente hayas notado algunos cambios con respecto al segundo trimestre, ya que el bebé se mueve mucho más y está más activo que nunca. Puede que también tengas más sueño de lo normal y te encuentres más cansada, que tengas retención de líquidos, hinchazón y más ganas de ir al baño. Pero lo más ilusionante de este periodo del embarazo será prepararlo todo para la llegada de vuestro bebé. Es muy importante ir pensando qué os hará falta en el hospital cuando te pongas de parto y organizar una maleta para tener todo listo durante las últimas semanas y así no llevarte sorpresas: ropa para ti y para tu bebé, básicos para asearte, vuestra documentación y las últimas pruebas médicas del embarazo que tengas. 

Si aún tienes muchas dudas sobre el embarazo, es muy recomendable que asistas a clases de preparación al parto, ya que allí te ayudarán a mantenerte en forma, a controlar la respiración, a saber llevar una vida sana y a cuidar del recién nacido durante sus primeras semanas de vida. También te orientarán sobre qué peso y medidas tendrá tu bebé al nacer. Lo normal ronda en torno a tres kilos, pero siempre tendrá que ser el pediatra quien lo valore. 

Algo importante durante estos últimos meses es saber en qué momento estás de parto. Esto asusta a muchas mujeres, ya que confunden las contracciones típicas del tercer trimestre o contracciones de Braxton Hicks con las típicas del parto. Si las contracciones son cada vez más fuertes y seguidas, probablemente tu cuerpo se esté preparando para dar a luz. Hay que mantener la calma, respirar hondo y observar cada cuánto se producen estas contracciones, ya que en muchos casos son una falsa alarma. En el caso de que rompas aguas o sientas fuertes dolores, lo mejor será que vayas al hospital para que allí valoren tu situación. 

Si tu bebé ha decidido nacer antes de tiempo, tranquila, ya que cada vez es más común que se adelante el momento del parto. Los médicos te ayudarán y no supondrá ningún riesgo para ti ni para el bebé.

Lo mejor del embarazo lo vas a experimentar durante el tercer trimestre; aunque haya alguna molestia que otra, siempre has de tener presente que en pocos meses tendrás a tu bebé en brazos.