Cómo quedarme embarazada

Cómo quedarme embarazada

Algunas claves para quedarse embarazada.

Y por fin llegó el día, Leo y yo, ¡hemos decidido quedarnos embarazados! ¿Y ahora qué? Hablemos sobre ello: por qué, cuándo son los mejores días...

Tarde o temprano, toda pareja se plantea si ha llegado la hora de comenzar la búsqueda de hijos, si es el momento adecuado, si es mejor esperar, si las circunstancias son las más favorables…Y cada vez más, aumenta la edad en la que nos decidimos a ser padres por primera vez, siendo muy elevado el porcentaje de padres primerizos que ya han entrado en la treintena.

Saltada esta primera fase y una vez tomada la decisión de quedarse embarazada, son muchas las interrogantes que se abren. Entre ellas, está conocer qué herramientas nos pueden ayudar a alcanzar nuestro deseado objetivo en el menor plazo de tiempo posible.

En primer lugar, es importante que conozcas cuál es tu calendario de ovulación. Actualmente existen numerosas páginas webs y aplicaciones que te permitirán obtenerlo de una forma sencilla y rápida, simplemente introduciendo los datos de tu última menstruación y los días que suele durarte.

Otra de las herramientas esenciales son los test de ovulación, con ellos podrás saber cuáles son tus días más fértiles y por tanto, en los que tendrás más opciones de quedarte embarazada.

Su funcionamiento es muy sencillo, a través de la orina estos aparatos miden la hormona LH que está presente en tu organismo entre las 24 y 36 horas previas a ovular. De este modo, podrás averiguar en qué momento hay más opciones de conseguir el embarazo.

El método de la temperatura basal es otro de los aliados con los que puedes contar para ayudaros a tener éxito en la concepción.

Después de la ovulación se produce un aumento de temperatura corporal de entre 0,2 y 0,5 grados centígrados, por lo que tu temperatura es inferior en los días previos. De esta forma, si sabes cuál es tu temperatura basal en las distintas fases podrás determinar cuándo estás ovulando y cuáles son tus días más proclives para quedarte embarazada. Es importante que no te ciñas a intentarlo en los días de temperatura más elevada, sino también en los anteriores.

Aunque nos puede servir cualquier termómetro, los hay específicos para este objetivo y nos garantizan una mayor exactitud. Algunas de las claves para tomarte la temperatura es hacerlo siempre de la misma manera (bucal, vaginal o rectal), a la misma hora o aproximadamente y después de haber dormido más de cuatro horas. Además, debes anotar todas aquellas alteraciones que consideres importantes como puede ser la toma de algún medicamento.

Estas son algunas de las sencillas herramientas que tenéis a vuestro alcance para aumentar las posibilidades de concepción y que, sin duda, os ayudarán a que vuestro sueño de ser padres se haga realidad en el menor tiempo posible. Y cuando un día os despertéis, percibáis que algo ha cambiado, os hagáis el test de embarazo y de positivo, os recomendamos nuestro post sobre el Primer Trimestre de Embarazo.

¡Ánimo futuros papás y mamás!

Etiquetas embarazo